PILAS


pilanu.JPG

Tipos de pilas

- Pilas ácidas y alcalinas de óxido de manganeso
de uso común y generalizado en diferentes artefactos, algunas de ellas riesgosas por su contenido de mercurio.
Se encuentran en el mercado en distintos formatos tales como A, AA, AAA.
Categoría: Y29, Y34, Y35

- Pilas de níquel-cadmio
recargables, contenidas en parte de las baterías usadas para teléfonos celulares, son particularmente dañinos para el medio ambiente debido principalmente a su contenido de cadmio.
Categoría: Y26

- Pilas de óxido de mercurio
principalmente de formato botón, utilizadas en equipos especiales (por ejemplo cámaras fotográficas, relojes).
Categoría: Y29

No todas estas pilas son riesgosas, dependiendo esto de sus componentes químicos. En el caso de las pilas comunes, alcalinas o ácidas, el riesgo está determinado por su contenido de mercurio, aditivo que se encuentra en parte de las que se comercializan en el país (orientales, 4 x 1Bs. etc.).


BATERÍAS DE CELULARES


celulares.jpg

Distintos modelos de baterías

Níquel-Cadmio (NiCd), Hidruro de Metal-Níquel (NiMH), e Ion-Litio (Li-Ion).

Las baterías de Níquel-Cadmio de Motorola son actualmente de las composiciones de mayor costo-beneficio en el mercado. Las baterías NiCd proporcionan más horas-watts de operación por uso que cualquiera de otra composición. Son ideales para el usuario que requiere una batería de alto desempeño y que se comunica bajo condiciones extremas de calor y frío (-30 C a +50 C). Históricamente, su mayor inconveniente ha sido su susceptibilidad al efecto de memoria, o su propensión a "olvidar" y no utilizar su capacidad plena. Actualmente esto continúa siendo un asunto serio, que puede ser minimizado con prácticas apropiadas de carga/reacondicionamiento.

Las baterías de Hidruro de Metal Níquel (NiMH) de Motorola ofrecen un tiempo de operación superior entre cargas. Esta composición brinda 30-40% más de duración que las NiCd, pero no operan tan eficientemente en temperaturas extremas. Adicionalmente, NiMH es menos susceptible al "efecto memoria" que las baterías NiCd.

Una de las mayores ventajas de las baterías de Ion-Litio de Motorola es su relación carga/peso, que fácilmente supera a las de NiMH para fuentes de alimentación más pequeñas y ligeras. Estas baterías tienden a ser la composición química más cara de la industria, y ofrecen la ventaja de no sufrir el "efecto memoria".


Enlaces externos:
http://ecoabc2.galeon.com
www.motorola.com
Imágenes: www.giatica.info


Pilas y baterías usadas


¿Por qué son peligrosas las pilas y baterías usadas?

Constituyen un residuo peligroso de características complejas, por varios aspectos:
Son productos individualmente constituidos por varios polucionantes.
La innumerable variedad de pilas (químicamente) posibles multiplica enormemente la cantidad de contaminantes a los que el ambiente puede potencialmente exponerse.
La multiplicidad de características e importancias toxicológicas que se derivan de la complejidad mencionada.
La innumerable variedad de usos, usuarios, diseños, tamaños y formatos.
La elevada proporción en la que intervienen en la cantidad total de residuos generados.
Se encuentran normalmente asociadas a los residuos domésticos

¿Se encuentran las pilas y baterías usadas comprendidas por alguna normativa?

Las pilas o baterías usadas son residuos peligrosos encuadrables dentro del marco de la Ley Nacional de Residuos Peligrosos, Nº 24.051, ya que contienen elementos químicos enumerados en el Anexo I y poseen, además, características de peligrosidad descriptas en el Anexo II.
El art. 2º de dicha Ley define aquellos residuos considerados peligrosos:
"Será considerado peligroso [...] todo residuo que pueda causar daño, directa o indirectamente, a seres vivos o contaminar el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente en general.
En particular serán considerados peligrosos los residuos indicados en el Anexo I o que posean alguna de las características enumeradas en el Anexo II de esta ley..."
El Anexo I enumera los constituyentes peligrosos asignándoles la letra "Y" seguida de un número. El Anexo II describe las características de peligrosidad según las clases de las Naciones Unidas.
Algunos de los constituyentes peligrosos de las pilas y baterías usadas son: mercurio (Y29), componente de pilas alcalinas o pilas botón de algunos instrumentos; cadmio (Y26), uno de los elementos de baterías de teléfonos celulares; o plomo (Y31), metal que forma las placas de las baterías de automóvil.


¿Cuál es el principal problema en relación con la gestión de las pilas usadas?

El núcleo de la problemática radica en la amplia variedad y tipos diferentes, lo que surge de la gran cantidad de sistemas químicos posibles. Esto resulta en una complicación para su gestión dado que sus formas de tratamiento y reciclado difieren, así como también su grado de toxicidad.


¿Cuál es la toxicidad de las pilas usadas?

Es diferente, de acuerdo con el tipo de pila considerada: no todos sus componentes poseen el mismo grado de toxicidad en cuanto a sus efectos sobre el ambiente. En este aspecto, las que poseen mercurio, cadmio o plomo son las que presentan un riesgo mayor.


¿Cuál sería la forma correcta de encarar la gestión de las pilas usadas?

Idealmente, deberían volver al fabricante para que éste se encargue de reciclar y reutilizar lo que le sea útil mediante la implementación de tecnologías adecuadas a tal fin. En términos prácticos, la gestión de las pilas usadas comienza por la recolección en forma separada y continúa por su envío a disposición final en rellenos de seguridad o a plantas donde se realice su reciclado.

Buscador: GOOGLE.COM
Pagina: http://www.alihuen.org.ar/informacion-en-general/informacion-sobre-pilas-y-baterias.html


¿Qué ocurre cuando las pilas no se reciclan?

Las pilas son arrojadas con el resto de la basura siendo vertidas en basureros, es allí donde sufren la corrosión de sus carcazas, produciéndose el derrame de los electrolitos internos, arrastrando los metales pesados. Se da la liberación de sus componentes tóxicos a los suelos, aguas superficiales y subterráneas. Los incendios de los basureros, representan un aporte significativo de sus contaminantes al aire.
Las pilas comunes están compuestas de carbón y zinc, además de un alto contenido de mercurio. En las pilas alcalinas el contenido de mercurio también es alto y están fabricadas a partir de dióxido de manganeso y zinc.


¿Qué producen los componentes de las pilas en el ser humano?

Existen estudios que muestran que el 35 por ciento de la contaminación por mercurio es ocasionada por las baterías que se incineran con la basura doméstica, también han demostrado que un alto nivel de mercurio en la sangre provoca cambios de personalidad, pérdida de visión, sordera, problemas en los riñones y pulmones. Es altamente peligroso para las mujeres embarazadas.

La mayoría de las pilas y baterías ‘recargables’, actualmente carecen de mercurio. Sin embargo contienen níquel y cadmio, dos metales pesados tóxicos.

El cadmio es calificado como cancerígeno, causante de trastornos en el aparato digestivo, produce lesiones en los pulmones. Al ingerirse se acumula en los riñones. El cadmio emitido al ambiente se disuelve parcialmente en el agua pero no se degrada, por lo que las plantas y animales asimilan este metal, permaneciendo en el organismo durante largo tiempo.

El efecto adverso más común de exposición al níquel es una reacción alérgica, algunas personas podrían sufrir ataques de asma luego de períodos de exposición. Ciertos compuestos del níquel son posiblemente carcinógenos para los seres humanos.

Dado que el mayor volumen consumido de pilas son alcalinas y de carbón-zinc (aproximadamente el 76% del consumo total), el óxido de manganeso contenido en ellas es el contaminante que en mayor volumen se ha liberado al medio ambiente. La exposición a niveles de manganeso muy altos durante largo tiempo ocasiona perturbaciones mentales y emocionales, y provoca movimientos lentos y faltos de coordinación.

Lo más recomendable es disminuir el consumo de pilas o baterías. Una mayor exigencia al gobierno para la construcción de depósitos adecuados y un eficiente sistema de recoleccion y reciclaje de pilas . Los fabricantes de pilas son quienes deben principalmente tomar cartas en el asunto, exigiéndoles que utilicen sustancias no tóxicas en sus productos.
Buscador: GOOGLE.COM
Pagina: http://naturalle.blogspot.com/2007/03/contaminacin-de-pilas-y-bateras.html


Pilas de cinc-carbono defectuosas


Problemas de seguridad y no cumplen con el tiempo de descarga

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) analizó la seguridad y rendimiento de las pilas que se venden en el mercado local y concluyó que las alcalinas cumplen con todos los requisitos legales pero una de cada tres de las de cinc-carbono (comunes) fallan en por lo menos dos de los parámetros controlados, encontrándose que algunas tenían menos carga, otras eran contaminantes y otras, las dos cosas.
Este trabajo reveló que el 25% de las pilas de cinc-carbono analizadas no cumplieron con el tiempo de descarga establecido en la norma de referencia; el 17% presentó drenaje de la carcasa y el 29% contenía mercurio por encima de los límites fijados por la ley.
La versión completa de este trabajo puede consultarse en la dirección electrónica: http://www.inti.gov.ar/pdf/pdf_c/InformeTecnicoRUT2370_2.pdf
Se evaluaron los contaminantes (porcentaje de plomo, cadmio y mercurio en peso) y la duración y comportamiento en condiciones de uso de las pilas, y además para las de cinc-carbono se evaluó también el posible drenaje de la carcasa ya que hay ocasiones en que ésta llega a perforarse y drenar líquidos internos que son cáusticos e irritantes para la piel, ojos y mucosas.
Se descubrió que los precios de las pilas de un mismo tipo, y que cumplían con todos los requisitos, presentaban una notable disparidad. Los técnicos encontraron que ciertas marcas llegan a presentar variaciones del orden de 5,6 veces (más caras a igualdad de prestación) para los diferentes modelos de pilas de cinc-carbono, y de hasta 2,4 veces para los diferentes tipos de pilas alcalinas.
todas las pilas que se venden en el país son importadas.
Las pilas todavía siguen investigándose en busca de mayores grados de prestación y en la reducción de su impacto ambiental; se logró disminuir notablemente la cantidad de mercurio y cadmio que se empleaba y comenzaron a fabricarse las de cinc-carbón y las alcalinas".
La ley 26.184 dispone la implementación de un sistema de certificación obligatoria que impide el ingreso al país de pilas que no cumplan con su normativa, por lo que de aquí en más se evitará la contaminación debido a residuos generados por la disposición de estos productos perocomo otorga un plazo de tres años para la comercialización de las que ya están en el mercado, no se puede asegurar que todas las pilas que se venden en el país se encuentren dentro de los parámetros permitidos.
Un grave problema es de las "pilas botón" que siguen teniendo mercurio, de modo que no pueden tirarse a la basura. Deberían ir a un repositorio de residuos peligrosos. Una forma de deshacerse de ellas es dejándolas en el negocio en el que se compran. El año pasado se discutió en el Senado un proyecto de ley para organizar la disposición de estas pilas con la presencia de los grandes importadores. Fue aprobado en la Comisión de Medio Ambiente del Senado y pasó a la Comisión de Industria de Diputados.

Enlace externo:
http://www.lanacion.com.ar/cienciasalud/nota.asp?



Celulares que explotan


Varias explosiones de baterías de celulares fueron registradas en los últimos dos años. La mayoría de estas explosiones fueron causadas por baterías de Motorola de "segunda mano". La compañía Kyocera ha lanzado un sistema de seguridad para prevenir el uso de estas baterías a través de un chip que las detecta impidiendo ser usadas por los celulares.
Las baterías están basadas en Li-ion y si bien presentan grandes ventajas con respecto a las basadas en hidruro de níquel o niqueloso de cadmio porque duran más y causan menos daño al medio ambiente y no sufren del efecto de memoria, pero la gran desventaja es que explotan cuando están dañadas o a altas temperaturas. Por eso se recomienda no poner los celulares en los bolsillos, sino usar estuches o porta celulares, fabricados para tal hecho. Se recomienda:
- No se debería recargar más de lo necesario, es decir, no hace falta cargar la batería todas las noches, por más que haya sido
mucho o poco el uso del celular en ese día.
- Mantener el celular lejos de agua, tierra, polvo y humedad.
- Si se moja el celular, remover la batería, dejar secar el celular y luego volver a ponerle la batería. No llevar el celular en el bolsillo.
- Nunca abrir la batería.

Enlace externo:
www.**celulares**noticias.com/blog_51.shtml

Celulares, baterías y cargadores


En todo el mundo hay más de 1.000 millones de teléfonos móviles. Según estima un informe de la organización ambientalista Inform (www.informinc.org/cellphone.htm) sólo en Estados Unidos van a parar a la basura 65 mil toneladas de aparatos, baterías y cargadores. La pasión por los teléfonos celulares sigue en aumento y, con ella, los efectos negativos sobre el medio ambiente. En promedio, cada teléfono tiene una vida útil de 18 meses, dato que preocupa a los ambientalistas atentos al crecimiento del volumen de deshechos contaminantes y aunque es cierto que algunos aparatos serán abandonados en algún cajón donde permanecerán años, la mayoría irá a parar a diversos rellenos sanitarios o será incinerada. Esto acarrea un dolor de cabeza ambiental ya que parte de los componentes de estos aparatos de comunicación se consideran altamente contaminantes y un peligro para la salud humana si son desechados de manera inadecuada. El problema adquiere una dimensión preocupante si se piensa en la alta rotación de equipos de este tipo que existe y que hace que más de un usuario guarde hasta tres o cuatro teléfonos, cargadores y baterías en desuso, en algún olvidado cajón. Las baterías de los celulares están entre las partes de manejo más delicado, pues contienen metales como cadmio y níquel, que -de desecharse en sitios inapropiados- pueden contaminar las fuentes de agua y llegar a ser consumidos por el ser humano a través de plantas y animales. En países latinoamericanos, como Brasil, donde existen más de 90 millones de usuarios de teléfonos celulares, o México, donde alrededor de 40 millones de personas tienen aparatos de ese tipo, se han anunciado iniciativas legales para tratar de atajar el problema ambiental que puede traer esta basura tecnológica.
2 años es el tiempo máximo de vigencia de un teléfono celular en los países desarrollados, según Greenpeace.
Australia tiene un programa nacional de devolución y Europa está a punto de forzar a las compañías a aceptar sus propios teléfonos.
Lo mismo deberían hacer los EE.UU porque si bien algunas compañías, entre ellas Verizon y Sprint, ya tienen sus propios programas de devolución, el principal grupo de la industria, la Cellular Telecommunications and Internet Association (CTIA), se opone a la puesta en marcha de programas obligatorios porque en lugar de exigir que los fabricantes descarten los celulares usados, la CTIA prefiere que los teléfonos viejos sean derivados a obras de caridad o se revendan en países menos desarrollados..Algunos estados norteamericanos ya tomaron distintas medidas para promover la reutilización de los celulares en desuso. Un programa financiado por el gobierno en Maryland junta celulares usados que, después de ser reciclados y/o reprogramados, se ceden a personas mayores para que, en caso de necesidad, puedan llamar a los números de emergencia. La Environmental Protection Agency que trabaja junto a Inform dice que la reutilización de celulares es mucho más importante en otros países y, muchas veces, cuenta con la cooperación de los fabricantes y los distribuidores.
Los desechos de celulares pueden ser recolectados se pueden clasificar las piezas, el siguiente paso será exportarlas a una empresas que recicla las piezas. Estos equipos se venden luego nuevamente. El impacto de la acumulación de desperdicios electrónicos es tan grande que hasta se ha acuñado un término para definirlo: la e-waste o e-basura. Cerca de 40 millones de toneladas métricas de estos residuos se botan anualmente y sólo una mínima parte se recicla, en parte porque se requiere una tecnología desarrollada para hacerlo, señala una noticia publicada en el sitio www.ewaste.ch.

Enlace externo:
http://www.mundoecologia.com/index.php?option=com_content&task=view&id=79&Itemid=2